Con la sal recorta por lo sano

15:28:00

La sal o cloruro sódico (ClNa) está compuesta aproximadamente de un 40% de sodio y un 60% de cloro. La sal, es la mayor fuente de sodio de nuestra dieta (> 90%). Pero hay otra pequeña parte de sodio que se ingiere también a través de las comidas, y que se añade a los alimentos en los procesos de fabricación. Son los aditivos, saborizantes o conservantes.

En la sal, el sabor salado corresponde al cloro (otras formas de sodio o sales, no tiene el mismo sabor).


La AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) recomienda un consumo de: 5g/día.

La población española, según estudios de la AESAN indican que se ingiere 9,8g de sal al día, cifra muy superior a la recomendada. Para lograr este objetivo de 5g/día, es necesario reducir casi a la mitad el consumo actual de sal. Los 5g/día de sal recomendados están presentes en una dieta equilibrada y variada.


Cómo interpretar el etiquetado:

Las etiquetas nos aportan el dato de contenido de sal pero en ocasiones aparece la cantidad de sodio y para obtener el contenido de sal utilizaremos la fórmula:

Gramos de sodio x 2,5
Ejemplo: 0,13x2,5 = 0,325 g de sal por ración

Requerimientos de la sal
La sal (sodio) es indispensable para la vida, pero también puede ser nefasta para la salud su se consume en exceso.
Es vital para:
  • Controlar la cantidad de agua del cuerpo humano, manteniendo el pH de la sangre.
  • Regular los fluidos del cuerpo.
  • Ayudar a que el cuerpo esté hidratado, introduciendo agua en el interior de las células.
  • Ayudar a trasmitir impulsos nerviosos y a la relajación muscular. 

Riesgos por exceso

A pesar de ser necesaria para el correcto funcionamiento del organismo, la sal consumida en exceso es una de las principales causas de la hipertensión  arterial.
Además también aparecen consecuencias derivadas del exceso de sal cómo:
  • Dificulta la función de los riñones.
  • Disminuye la cantidad de calcio.
  • Retención de líquidos.
  • Favorece algunos tipos de tumores.
  • Dificulta la función del aparato respiratorio. 
  • Favorece el sobrepeso y la obesidad. 
Bibliografia

You Might Also Like

0 comments

VISITAS

SEGUIDORES EN G+